Software Lab

SageCRM v7.3 – Entidad ‘personas’. Actualizar campo de ficha de empresa al actualizar persona. Tablescripts

Oct
02

Dentro de la funcionalidad avanzada de Sage CRM encontramos un elemento muy útil de programación, basado en javascript, para automatizar las actualizaciones de datos.

Se trata de los tablescripts o scripts de tabla. Se programan en cada entidad (no funcionan con entidades creadas por los usuarios).

Técnicamente son inserciones de código javasript dentro de los eventos del registro

InsertRecord() , PostInsertRecord(), UpdateRecord() , function DeleteRecord()

…y utilizando el API de Sage CRM integrado en el código javascript se pueden realizar por ejemplo procesos como el siguiente:

Modificar un campo de la ficha de empresa al modificar un registro de persona de esa empresa:

function InsertRecord()
{
// Handle insert record actions here
}

function PostInsertRecord()
{
// Handle post insert record actions here
}

function UpdateRecord()
{

var compctext = CRM.GetContextInfo(‘person’,’pers_companyid’);
var complink = CRM.FindRecord(‘company’,’comp_companyid=’+compctext);

while (!complink.EOF)
{
complink.comp_integradox3 = ‘N’;
complink.NextRecord();
}
complink.SaveChanges();

}

function DeleteRecord()
{
// Handle delete record actions here
}

 

SageCRM v7.1 – Cómo hacer que solo 1 usuario pueda modificar un campo del flujo de proceso de Incidencias

Abr
18

En algún casos nos pueden pedir que un campo del flujo de procesos sea solo visible para todos los usuarios pero solo modificable para 1 gestor de información específico.

En el caso de que el campo afectado sea un campo del flujo de procesos de Incidencias hay que programar un script COM en la propiedad OnCreate del siguiente modo:

Code:

if (Values(«user_userid») != 41)
{
ReadOnly=true;
}

En nuestro ejemplo solo el usuario con código 41 puede modificar el campo detalles de la incidencia «case_problemnote».

Comentarios y sugerencias, siempre son bienvenidos.

 

El modelo formativo de un proyecto CRM

Dic
29

El mundo del CRM es diferente al mundo del ERP, del TPV, del B2C, del B2B…

En nuestra profesión de consultores de negocio trabajamos con modelos de negocio tradicionales y contrastados que nos garantizan un nivel de éxito enorme. La implantación de un sistema ERP y su ciclo de instalación, consulting, customización, formación, migración del ERP antiguo y entrega de la solución final, con una metodología reutilizable y aplicable a cada sector, funciona.  Y funciona el método desde hace más de 40 años. Hemos inventado metodologías case, gantts, breadcrumbs, infografías, ppts, el puntero laser para las presentación y mil tecnologías más para ayudarnos a hacer de nuestro trabajo un espectáculo con éxito y bien remunerado. En 40 años ha cambiado mucho la tecnología y las herramientas, pero no hemos cambiado mucho las personas.  Ya hablaré de esté concepto evolutivo en otra ocasión.

Lo que sí ha evolucionado y de forma exponencial es el concepto CRM en las empresas. El modelo de negocio CRM nace en plena era digital sin heredar apenas vicios ocultos de los fundamentos de la informática y su evolución forzada por el mercado.  De esto también puede que hable en otra ocasión más a fondo.

Formación

En este post voy a dar solo dos pinceladas con respecto al capítulo del modelo formativo en CRM.

Los esquemas mentales tradicionales sobre la gestión de empresa no son un modelo válido para entender y completar un proyecto de CRM con éxito, motivo por el cual algunos proyectos de CRM no prosperan. Esta afirmación se dirige tanto a los roles comerciales de la preventa como técnicos del proyecto así como a los usuarios que explotan el sistema una vez en producción.

Por un lado el usuario ha de estar dispuesto a cambiar el concepto de programa informático que tiene y el técnico informático ha de ser experto en comercio, en márketing, en soporte, en internet, en base de datos, en programación de scripts y además ser flexible para entender la necesidad del cliente y generoso para moldear la identidad de su aplicación con las herramientas de customización que le brindan el medio web y su CRM.

No tengo la varita mágica pero sigo investigando fórmulas para vender CRM haciendo entender a la empresa sus bondades, así como  transmitirlo de forma sencilla a todos los que operan en los proyectos CRM: instaladores, consultores, formadores, programadores, administradores, usuarios y sus responsables.

Lo que sí tengo claro es que por una vez el medio sí es indisociable del producto. Me explico: el CRM es un producto tecnológico para que las empresas coleccionen y exploten toneladas de información y ‘metainformación’ que proviene de sus relaciones con clientes, proveedores, asociados, competidores, consumidores y empleados de la empresa. El CRM no sería un producto de software notorio y relevante de no ser por la existencia de internet.

Es más: gracias a internet el CRM puede existir en las pymes, ya que es un producto concebido en origen por y para las muy grandes corporaciones internacionales, como laboratorios farmacéuticos, fábricas de vehículos, entidades bancarias y el propio estado.

La democratización y socialización de los recursos de internet -hito del conocimiento humano, albor de la era digital-  se debe emplear en CRM con fines formativos.

Y aquí llega el primer concepto que quiero transmitir: «hay que servirse a fondo de internet para enriquecer el proyecto CRM».

Un buen proyecto CRM se ha de nutrir de objetos estratégicamente relacionados para dar el servicio esperado del producto. Es lo que llamábamos antes ‘valor añadido’ (el saber lo que hay que hacer, la experiencia). Hoy en día la experiencia del cliente no se basa en lo que le cuente un consultor experimentado en largas sesiones sino en la vivencia particular del consumidor explotando el producto desde el primer día. No olvidemos que un producto es un producto, con su vida útil, sus ventajas y sus desventajas, su mantenimiento y su obsolescencia.

El éxito de la venta de un CRM probablemente dependa más de saber transmitir bien al consumidor cómo va a ser su experiencia de usuario (con música angelical y que estime claramente cuántas horas de tiempo libre le va a reportar su inversión) más que enumerar como un robot las innombrables funciones tecnológicas y operativas que vamos a desplegar en su despacho (como si fuéramos Darth Vader entrando en la nave rebelde del Episodio VI de Star Wars).

En esto último estoy plenamente de acuerdo y coincido con Eduardo Punset cuando dice que el conocimiento inconsciente es tan importante como el conocimiento consciente (‘Viaje al optimismo’, por Eduardo Punset, Ed.Destino) . Yo sabía que había algo de esto en la decisión de compra de un consumidor pero no me había atrevido a darle un nombre al concepto.

El segundo objetivo de este post es lanzar una propuesta formativa tangible: «crear espacios multimedia a disponibilidad de los usuarios y formadores para enriquecer la experiencia de uso de nuestro CRM».

En concreto propongo:

– Crear canales temáticos de vídeo con tutoriales amenos de no más de 5 minutos por tema.

– Microcursos de entre 1 y 2 horas online y a distancia para tener contacto entre los usuarios y los formadores.

– Crear enlaces online desde las funciones del CRM a los recursos formativos (manuales, tutoriales, profesor online, etc).

– Webinars programados con asistencia de alumnos de múltiples empresas, con foro de intercambio de experiencias.

– Consultorio de ‘El Doctor CRM’ enTwitter, donde el experto profesor puede dar sus diagnósticos y primeros auxilios  online en solo minutos, por ejemplo.

– Etc, etc, etc. (tengo más ideas:  si te interesan, lector, por favor contáctame).

 

Además todo esto es medible: el propio usuario podrá votar por los contenidos y por la calidad de su enseñanza en tiempo real. Los buenos métodos y los buenos profesionales serán solicitados por el consumidor.

Gracias al cloud computing todas estas tecnologías formativas van a estar al alcance de cualquier empresa, por muy modesta que sea y se fomentará el outsourcing. La competencia hará que la calidad de la formación en CRM aumente y que por tanto la curva de aprendizaje del usuario de CRM sea alta en un espacio de tiempo breve.

Propongo la lectura del artículo ‘El videojuego es parte de mi escuela’ de Javier Martín, publicado en el diario El País el jueves 20 de noviembre de 2008 para extender los conocimientos sobre educación y multimedia http://www.elpais.com/articulo/sociedad/videojuego/parte/escuela/elpepisoc/20081120elpepisoc_1/Tes